Calliactis parasitica

Calliactis parasitica es una especie de anémona de la familia Hormathiidae, en la cual se incluyen 26 géneros con un total de 113 especies. Se trata de una anémona parásita que vive entre la superficie y los 60 metros de profundidad tanto en el océano Atlántico como en el mar Mediterráneo.

Con una base más ancha que el resto del tronco, Calliactis parasitica puede alcanzar hasta los 10 cm de altura y los 8 cm de anchura. El color del tronco es generalmente de color crema con diferentes manchas y vetas verticales de color rojizos y/o grisáceas. El disco basal les permite unirse firmemente al sustrato. En la parte más apical del ejemplar encontramos la boca situada en el centro, rodeada de unos 700 delgados y moderadamente largos tentáculos que son de color amarillo o naranja translúcido con algunas líneas longitudinales de color rojizos y marrones. Dichos tentáculos se disponen formando diversas filas.

Pese a que ocasionalmente podremos encontrar ejemplares de Calliactis parasitica de forma aislada, lo más normal es encontrarla adherida a las conchas de los cangrejos ermitaños especialmente con Dardanus calidus o con Dardanus arrosor, aunque también puede asociarse con otros cangrejos ermitaños del genero Pagurus. Es frecuente encontrar más de un ejemplar de esta anémona en las conchas de los cangrejos ermitaños. Esta relación que establece con los cangrejos ermitaños es una relación de mutualismo, en la cual ambas especies se benefician. Por una parte, el cangrejo ermitaño obtiene una protección frente a depredadores debido a la presencia de células urticantes de la anémona. Por contrapartida, la anémona recibe a cambio una ventaja para acceder a una distribución mas amplia de fuentes de alimento, ya que el cangrejo se desplaza por el fondo del océano.

A partir de esta especie de anémona se aislado un compuesto llamado Calitoxina. Se trata de una neurotoxina que causa la parálisis neuromuscular. Esta toxina, presente en las células urticantes situadas en los tentáculos de la anémona, son utilizadas para capturar e inmovilizar a sus presas, principalmente microorganismos tales como el zooplancton, aunque ocasionalmente también puede capturar partículas orgánicas.


Fotos: