Condylactis aurantiaca

La anémona dorada o Condylactis aurantiaca es un cnidario perteneciente a la clase Anthozoa, el orden Actiniaria, y la familia Actiniidae. Esta especie de anémona es endémica del mar Mediterráneo, donde habita sobre los fondos arenosos/fangosos de hasta 80 metros de profundidad, en los que permanece semienterrada, sobresaliendo unicamente su disco oral y sus tentáculos.

La base del animal, o también conocido como disco basal, puede alcanzar hasta los 7 cm de diámetro y es de color blanco translucido con pequeñas manchas blancas, aunque raramente será visible para el observador. Sobre este disco basal, se sitúa el disco oral que puede alcanzar hasta los 10-12 cm de diámetro y del cual salen 5 filas de largos tentáculos, habiendo en total 96 tentáculos que rodean la apertura oral. Cada tentáculo es de aproximadamente 8-10 cm de longitud, y su color varia entre el verde amarillento y el grisáceo. Algunos ejemplares de Condylactis aurantiaca pueden presentar bandas de color blanco en sus tentáculos, y las puntas de estos en color morado. En el centro del disco oral, encontramos la apertura oral que suele tener un color violeta.

Hay que observar con mucho detenimiento los ejemplares de Condylactis aurantiaca. No tan solo nos sorprenderán los propios ejemplares de esta anémona, sino que en muchas ocasiones tendremos la oportunidad de observar también a la gamba Periclimenes aegylios ya que establece relacione simbióticas con esta anémona.

La alimentación de la anémona dorada es claramente carnívora, y captura a sus presas por medio de las células urticantes (cnidocitos) presentes en los tentáculos. Entre las presas que captura encontramos invertebrados, zooplancton e incluso pequeños peces.

Durante los meses de primavera y verano es la época en la que esta especie se reproduce. En función de las condiciones del medio en las que se encuentra, puede optar por una reproducción vivípara u ovípara. Durante los meses veraniegos y tras la liberación de los gametos masculinos al agua, estos cuando entran en otro ejemplar fecundan los óvulos allí presentes, dando lugar a un huevo que es liberado a las corrientes, y por lo tanto la reproducción es ovípara. Por el contrario, durante los meses de primavera, también ocurre la liberación de gametos masculinos y fecundación interna de los óvulos, pero en este caso el huevo formado no es liberado sino que permanece en el interior del ejemplar hasta el momento de su eclosión, liberándose acto seguido las larvas a la corriente.

Condylactis aurantiaca es frecuentemente confundida con Cribrinopsis crassa. Esta última especie es más pequeña y vive en cavidades de peñascos, mientras que Condylactis aurantiaca se encuentra siempre sobre los sedimentos.


Fotos: