Eunicella cavolini

La gorgonia amarilla o Eunicella cavolini es un cnidario perteneciente a la clase Anthozoa, el orden Alcyonacea y la familia Gorgoniidae. Lo encontraremos sobre fondos rocosos en le mar Mediterráneo a profundidades de entre 10 y 30 metros y siempre zonas que cuenten con una buena iluminación.

Eunicella cavolini es una gorgonia colonial, compuesta por pólipos que se sitúan en una estructura semi-rígida, ramificada y de color amarillo. Los pólipos pueden ser también de color amarillo, aunque también hay colonias que presentan sus pólipos de color blanco. En cualquier caso, estos pólipos son pequeños, alcanzando los 2-3 mm de diámetro y se disponen en 4 filas longitudinales con respecto a las ramas en las que están presentes. Estas ramificaciones están formadas por secciones cilíndricas que ocurren en un mismo plano, adoptando así esta especie una forma de abanico que generalmente se orienta de forma perpendicular a las corrientes dominantes de la zona. Se aferrarán firmemente mediante su ensanchada base al sustrato rocoso, de manera que son capaces de resistir corrientes moderadas.

La alimentación de Eunicella cavolini consiste en la captura por parte de los pólipos, del plancton presente en las aguas que las corrientes les acercan. El echo de que la colonia está orientada de forma perpendicular a las corrientes dominantes, permiten maximizar las probabilidades para los pólipos de capturar a sus alimento.

La reproducción ocurre durante los meses de verano, en lo cuales los pólipos masculinos de la colonia liberan sus gametos al agua. Estos cuando entran en el interior de la cavidad gástrica de un pólipo hembra, realizan la fecundación dando lugar a un embrión que se desarrollará para formar una larva llamada planula que es liberada al mar. Tras pasar entre 1 y 4 semanas formando parte del plancton, la larva desciende al fondo para sufrir un proceso de metamorfosis y generar un pólipo formador de una nueva colonia. Este pólipo por medio de reproducción asexual por gemación, dará lugar a todos los individuos que conforman la nueva colonia. El crecimiento de las colonias suele ser relativamente lento, con desarrollos de entre 1 y 2 cm por año.


Fotos: