Gorgonia ventalina

Dentro de la clasificación taxonómica de los cnidarios encontramos en la clase clase Anthozoa, el orden Alcyonacea y dentro de este la familia Gorgoniidae a la que pertenece la Gorgonia ventalina. Esta especie de gorgonia vive en las aguas del mar Caribe y océano Atlántico este en una zona que abarca desde Bermuda a Florida, el golfo de Mexico y Curaçao. Crece en aguas cercanas a la costa y generalmente no mas profundas de 15 metros, pero en las que hay ciertas corrientes debidas al oleaje.

Gorgonia ventalina es un cnidario colonial que adopta una forma de abanico enrejado muy compacto formado por numerosas ramificaciones orientadas en un único plano, que suele ser perpendicular a las corrientes principales de la zona en la que habita. Estas ramificaciones que posee su esqueleto son de sección redondeada y ligeramente comprimidas en el mismo plano que el del abanico. En ellas, encontramos pequeños cálices que se distribuyen formando dos filas a lo largo de los bordes de las ramas, y en los que se sitúan los pólipos que conforman la colonia. Su esqueleto está formado tanto por calcita como por gorgonina, un compuesto parecido al colágeno que les confiere cierta flexibilidad con la que adaptarse a las corrientes marinas. El abanico suele tener un color morado, aunque ciertos ejemplares pueden presentar algunas modificaciones, con los radios principales en color morado, pero las ramificaciones amarillentas, o ejemplares totalmente amarillentos. Pueden alcanzar alturas de hasta 1,5 metros

Gorgonia ventalina se alimenta por filtración. Durante la noche, sus pólipos extienden sus ocho tentáculos para capturar a sus presas, entre las que encontramos zooplancton y pequeños invertebrados. Adicionalmente, los tejidos de esta gorgonia poseen en una relación simbiótica dinoflagelados Symbiodinium spp que poseen capacidad de realizar la fotosíntesis, aportándole compuestos orgánicos a la gorgonia a cambio de la protección y acceso privilegiado a la luz.

Es muy frecuente poder observar a otras especies situadas sobre ejemplares de Gorgonia ventalina. Por ejemplo el caracol lengua de flamenco (Cyphoma gibbosum) es habitual encontrarlo alimentándose del tejido de la gorgonia. Otro depredador de los tejidos de esta especie es el nudibranquio Tritonia hamnerorum, que al igual que en el caso anterior son inmunes a las defensas urticantes de Gorgonia ventalina, alimentándose de sus tejidos.

Puede haber confusión a la hora de identificar a Gorgonia ventalina, confundiéndola con Gorgonia flabellum, ya que ambas especies forman los característicos enrejados de los abanicos de mar. La diferencia entre ambas especies hay que buscarlas en las ramas que conforman el enrejado. En Gorgonia ventalina, tal y como hemos comentado previamente, estás están un poco comprimidas en el mismo plano del abanico mientras que en el caso de Gorgonia flabellum, las ramas están muy comprimidas en el sentido opuesto, es decir de arriba a abajo en lugar de lateralmente como en Gorgonia ventalina. Adicionalmente Gorgonia flabellum suele presentar mas frecuentemente abanicos secundarios con respecto al principal y una apariencia ligeramente menos ordenada en su enrejado en comparación con Gorgonia ventalina.


Fotos: