Plexaura homomalla

Plexaura homomalla es un coral de apariencia similar a las gorgonias, que pertenece al orden Alcyonacea y familia Plexauridae. En esta familia de Antozoos existen 43 géneros distintos, uno de ellos, Plexaura, contiene junto a Plexaura homomalla otras 42 especies mas. Se trata de una especie que encontraremos ampliamente distribuida en las aguas del Mar Caribe y el Golfo de México. Crece a profundidades de hasta 55 metros.

Este coral colonial adopta una forma arborescente o de candelabro, con ramas verticales. Plexaura homomalla tiende a ramificarse en un único plano con ramas dicotomicas, aunque también es posible observar ramificaciones laterales. La colonia puede alcanzar una altura de hasta 35 cm. El tallo central así como las ramas son de color negro o marrón muy oscuro y de ahí sus nombres coloquiales, caña de mar negra o látigo de mar caribeño. Recubriendo por completo las ramas encontramos pequeños pólipos de color crema, amarillentos o marrones pálidos. Estos pólipos surgen de pequeños cálices embebidos en las propias ramas, de manera que el cálice no sobresale de la rama o lo hace muy ligeramente.

Existen dos variantes de esta especie, Plexaura homomalla kuekenthali cuyas colonias son mas altas y delgadas, con los extremos de sus ramificaciones mas estrechos y generalmente mas abundante a mayores profundidades; y la segunda variante o forma es Plexaura homomalla homomalla con colonias menos altas, con los extremos de sus ramificaciones mas robustos y que encontraremos predominantemente en aguas mas superficiales.

Una curiosidad de Plexaura homomalla es que sus tejidos contienen un nivel inusitadamente elevado de un lípido llamado prostaglandina. Diversos derivados de este compuesto ha sido ampliamente utilizados como medicamentos antiinflamatorios en la medicina. Plexaura homomalla posee niveles de este compuesto de hasta 1.000.000 de veces mayor que el que podríamos encontrar en cualquier otro animal, representando el peso de la prostaglandina presente en una colonia entre un 2% y un 3% del peso total de la colonia. De echo, no fue hasta la aparición de los primeros métodos de obtención de prostaglandinas por síntesis química durante los años 70s, cuando se dejó de obtener el compuesto mediante la recolección de esta especie. Se desconoce a ciencia cierta que papel juegan estos niveles elevadísimos de prostaglandinas, aunque la hipótesis mas plausible y con mayor aceptación es que son utilizadas por este coral para inducir el vomito en cualquier depredador que intente engullir parte de la colonia.


Fotos: