Ancylomenes pedersoni

Ancylomenes pedersoni es una pequeña y vistosa gambita que dentro del subfilo de los crustáceos, pertenece al orden Decapoda, familia Palaemonidae. Esta familia está constituida por 149 géneros distintos, entre los que encontramos el genero Ancylomenes, formado por Ancylomenes pedersoni junto con 21 especies más. Se distribuye por las aguas del océano Atlántico occidental, y el Mar Caribe, donde habita en aguas de hasta 35 metros de profundidad.

El cuerpo de Ancylomenes pedersoni no supera los 3 cm de longitud total y presenta una abrupta forma en la que la cabeza tiende a estar erguida, y la parte final del cuerpo es de menor diámetro que la parte central, y está dirigida hacia abajo. Es decir, el cuerpo adopta una forma que recuerda en cierta manera a una 'S' de lado. Es curioso de observar a los ejemplares de Ancylomenes pedersoni, ya que su cuerpo es prácticamente traslucido, con numerosos puntos blancos de pequeño tamaño sobre su superficie y manchas en la parte superior de color azul-purpura. También destacan unas finas lineas longitudinales blancas, y un par de largas y blancas antenas. Los ejemplares de esta especie también tienen dos pares de largas pinzas (las primeras mas desarrolladas que las segundas) que tienen bandas también de color azul-purpura, así como 3 pares de largas y delgadas patas.

Es muy frecuente encontrar a ejemplares de Ancylomenes pedersoni viviendo en asociación con anémonas, especialmente Bartholomea annulata, Bartholomea lucida, Condylactis gigantea y Stichodactyla haddoni, o con ciertas especies de corales tales como Plerogyra sinuosa y Physogyra lichtensteini. De esta asociación la gambita sale beneficiada con la protección contra depredadores que le proporcionan los urticantes tentáculos de la anémona, mientras que las anémonas están impolutas, ya que la gambita se encargará de limpiarlas de posibles restos que se puedan acumular.

La alimentación de Ancylomenes pedersoni es omnívora, y está basada principalmente en parásitos y tejidos muertos de ciertos peces a los cuales se encargan de limpiar, así como ocasionalmente de algún resto orgánico.

Ancylomenes pedersoni es una especie dioica, en el que un ejemplar de cada uno de los sexos mantiene un ritual de apareamiento para posteriormente el macho transferirle el esperma a la hembra justo cuando acaba de haber mudado la piel. Los huevos formados tras la fecundación, serán trasportados por la hembra en la parte baja de su abdomen, aferrados a unos apéndices llamados pleópodos que los mantienen agrupados. La hembra suele llevar unos 100-150 huevos bajo su abdomen, los cuales son de un color blanco lechoso semitraslucido.


Fotos: