Echinaster sepositus

Probablemente estamos frente a una de las estrellas mas llamativas del mar Mediterráneo y las aguas del este del océano Atlántico. Echinaster sepositus está clasificada dentro del reino animal, en la clase Asteroidea, el orden Spinulosida y la familia Echinasteridae. Vive a profundidades de hasta 120 metros, en multitud de habitads, entre los que destacamos los fondos rocosos, arenosos, fangosos o praderas marinas (en especial de Posidonia oceanica). Se distribuye sobre el infralitoral mediterráneo, por lo general sobre sustratos duros

El cuerpo de Echinaster sepositus al igual que la mayoría de estrellas de mar, posee una simetría radial con 5 vértices. Estos vértices se corresponden con 5 brazos, aunque podremos observar esporádicamente algún ejemplar con hasta 7 brazos. Los brazos surgen de un pequeño disco central, siendo cilíndricos, esbeltos y largos. En total, el diámetro al que pueden alcanzar esta especie es de 20 cm generalmente, aunque hay reportados ejemplares algo mas grandes. En cuanto al color del cuerpo, este es de un color rojo brillante con una textura algo rugosa. En la parte superior del cuerpo, y a lo largo de sus 5 brazos, encontramos pequeñas aperturas uniformemente espaciadas por las que el ejemplar extiende sus branquias. Estas branquias son de color rojo, con un tono mas intenso que el del propio cuerpo. Por la parte inferior, encontramos la boca en el centro del disco central, y la coloración suele ser algo menos intensa que la parte dorsal. También encontramos por la parte aboral y recorriendo longitudinalmente los brazos, varias filas de pies ambulacrales que le proporcionan a la especie un medio de desplazamiento, lento y algo limitado.

Echinaster sepositus es una especie con una dieta bastante variada, encontrando entre sus preferencias algas, esponjas, pequeños invertebrados y detritos. Pero mas allá de su propia dieta, Echinaster sepositus es a su vez la dieta de una especie de caracol llamado el Tritón del Atlántico (Charonia variegata).

Esta especie de estrella de mar posee sexos separados, no existiendo distinción externa alguna entre ellos. La fecundación es externa, previa liberación a las corrientes por parte de los ejemplares de sus gametos. Primero expulsa los óvulos las hembras, para acto seguido, los machos levantar sus brazos, liberando los espermatozoides. El pico reproductivo suele suceder entre los meses de primavera o otoño. Fruto de la fecundación surge un huevo de color rojizo que irá desarrollándose hasta el momento de la eclosión, cuando surge de el una estrella juvenil, es decir que poseen un desarrollo directo sin pasar por un estadio larval.

Una de las características peculiares del grupo de los astéridos, y por lo tanto también de la especie Echinaster sepositus, es su capacidad de regeneración. Ante la perdida de una parte de su cuerpo que puede ocurrir por el ataque por parte de un depredador o bien por episodios de tempestades, la estrella regenerará el brazo perdido, y por otra parte, el brazo perdido generará los restantes, dando lugar a un nuevo ejemplar genéticamente idéntico al progenitor. Esto se debe a la presencia de células totipotentes capaces de especializarse en cualquier otro tipo de célula de la estrella de mar. La única condición para que se de este fenómeno, es que en el fragmento escindido haya un fragmento del disco central, ya que es allí donde se sitúan estas células totipotentes con capacidad de regenerar el individuo. Por lo tanto este mecanismo de auto-regeneración podría en cierta medida considerarse una forma de reproducción asexual no pretendida.

En el apartado de curiosidades, destacamos que se han realizado diversos extractos a partir de ejemplares de esta especie, resultando demostrar actividades antibacteriales frente a patógenos de gran importancia para el humano como pueden ser Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa o Candida famata.


Fotos: