Paracentrotus lividus

La especie Paracentrotus lividus es probablemente la especie mas común de erizo de mar del mar Mediterráneo. Esta especie de equinodermo está englobada dentro de la clase Echinoidea, y a su vez dentro del orden Camarodonta y la familia Parechinidae. Habita las aguas subtropicales y tropicales de los mares templados, como el mar Mediterráneo, y en el océano Atlántico donde está presente desde las costas oeste de Escocia e Irlanda hasta las Azores, Islas canarias y Marruecos. Lo encontraremos o bien sobre fondos rocosos, o en praderas marinas de Zostera marina o Posidonia oceanica, y a profundidades de hasta 90 metros.

El cuerpo, se caracteriza por ser completamente circular y ligeramente aplanado en el eje dorso-ventral. Pueden alcanzar tallas de hasta 7 cm de diámetro. Su cuerpo está formado por un esqueleto calcáreo de color verdoso, densamente recubierto por largas y puntiagudas espinas de color purpura, marrón o verde oliva. Estas espinas se asientan sobre pequeñas abultaciones semicirculares presentes en su esqueleto calcáreo que le confieren cierto grado de movilidad a estas espinas. Adicionalmente a las espinas, Paracentrotus lividus presenta pies ambulacrales que se disponen en pequeños grupos de entre 5 o 6 formando arcos.

Es una especie herbívora, que se alimenta de todo tipo de algas, dejando la superficie rocosa por la que se han desplazado completamente limpia de cualquier tipo de algas que hubiera previamente adherida. Desde el otro punto de vista, es una especie cuyos mayores predadores son el cangrejo Maja crispata, los peces Diplodus sargus, Diplodus vulgaris, Labrus merula y Coris julis; el gasterópodo Hexaplex trunclus y la estrella Marhasterias glacialis.

La reproducción de Paracentrotus lividus ocurre durante los meses estivales. Es una especie con sexos separados, aunque no existen diferencias externas con las que poder distinguir a machos y hembras. La diferencia está internamente en las gónadas, que son de color amarillo en el caso de los ejemplares macho, y anaranjado en las hembras. Generalmente durante la época de reproducción, se concentran los ejemplares para realizar puestas sincronizadas. Con la liberación por parte de cada ejemplar de sus gametos al agua, ocurrirá la fecundación, formándose de esta forma una larva. Esta larva pasará a formar parte del plancton, y trascurrido aproximadamente 1 mes desde su formación, sufrirá un proceso de metamorfosis con el que se forma un ejemplar juvenil que desciende al fondo marino.

Cabe comentar, que Paracentrotus lividus es considerado como un manjar en ciertos países del arco Mediterráneo, como son Francia, Libano, Italia, España, Malta, Grecia y Croacia. En estos países el consumo de las gónadas de esta especie es frecuente. Siguiendo en el campo de las curiosidades, se ha utilizado ejemplares de Paracentrotus lividus como un modelo animal en numerosos estudios de embriología, toxicología, fisiología y biología, por lo que se trata de una especie muy bien caracterizada molecular y funcionalmente.


Fotos: