Pearsonothuria graeffei

Pearsonothuria graeffei es una especie de la clase de los holoturidos o pepinos de mar, y que se distribuye extensamente por los arrecifes coralinos de las aguas del Indo-Pacífico tropical, a excepción de la región del golfo Pérsico y Hawaii. Por lo general, es raro encontrarnos con individuos de esta especie a profundidades mayores a los 25 metros. En cuanto a las tallas alcanzadas por este pepino de mar, las mayores registradas son una longitud de 45 cm y un peso de 1,3 kg, aunque lo mas habitual es encontrarse con ejemplares que no superan los 35 cm y 0.7 kg de peso.

Fuente: FAO

El cuerpo de Pearsonothuria graeffei es prácticamente cilíndrico, con la zona ventral ligeramente aplanada. Su boca, situada ventralmente en uno de los extremos del animal, está rodeada de un anillo de hasta 25 tentáculos de color negro en la parte superior, y blanco por la parte interior, los cuales utiliza para ingerir sedimento y pequeños animales presentes en el sedimento. En el extremo opuesto a la boca, encontraremos el ano en situación dorsal.

El color de los adultos es blanco, con grandes manchas marrones y numerosos puntos de color negro, junto con pequeñas protuberancias espinosas. Por el contrario, los individuos juveniles son de colores brillantes, siendo blanco y azul o negro, con algunas proyecciones grandes en color amarillo, que se asemejan a espinas. Esta coloración hace que sean muy parecidos a la tóxico nudibranquio Phyllidia varicosa. Es por lo tanto, la coloración de los ejemplares juveniles de Pearsonothuria graeffei, una forma de hacerse pasar por una especie toxica, y de esta manera evitar el posible interés por parte de depredadores. A medida que los ejemplares juveniles van creciendo, el mimetismo con Phyllidia varicosa va perdiendo su eficacia, y la estrategia defensiva pasa por una parte en un gran tamaño, y por otra por una leve toxicidad mediante la producción de compuestos tóxicos propios.

Pearsonothuria graeffei posee sexos separados. Hembras y machos liberan sus gametos al agua, donde ocurrirá la fecundación para formar una larva (auricularia) planctónica. Posteriormente esta larva se desarrollará para formar la doliolaria, un estadio en el que la larva adopta una forma de barril, para posteriormente realizar una metamorfosis hacia un ejemplar juvenil de Pearsonothuria graeffei.


Fotos: