Stichopus chloronotus

Stichopus chloronotus es una especie de equinodermo perteneciente a la clase Holothuroidea, el orden Synallactida y la familia Stichopodidae. Este pepino de mar se encuentra en las aguas de los océanos Índico y Pacífico, desde el mar Rojo y las costas africanas del este, hasta Madagascar, Seychelles, Comores, Reunión, Australia, Indonesia, China, Japón, Guam, Fiji, Tonga y Samoa. Habita las aguas superficiales de hasta 15 metros de los arrecifes coralinos, aunque también es posible encontrar a esta especie en zonas de grava.

Se trata de una especie fácilmente identificable debido a su característico color verde muy oscuro presente homogéneamente en todos los individuos, con numerosas prolongaciones cónicas formando filas longitudinales en su cuerpo cuyos ápices son de color amarillo o rojizo. Dichas prolongaciones son de mayor tamaño en sus flancos. El cuerpo de Stichopus chloronotus puede alcanzar hasta los 25 cm de longitud, siendo la sección del mismo casi cuadrada.

Como especie, suelen tender a formar grupos de individuos que en ocasiones congregan un elevado numero de ejemplares en un mismo área. Son predominantemente nocturnos, con tendencia a ser mas activos durante el anochecer y el amanecer. Los ejemplares juveniles suelen habitar aguas mas superficiales.

En cuanto a la alimentación de Stichopus chloronotus, es una especie predominantemente detrivora, que filtra el sedimento marino utilizando sus tentáculos para engullir el sedimento y filtrar de este aquellas partículas orgánicas presentes, dejando tras de si un cordón de arena ya procesada.

Es una especie dioica, es decir que posee los sexos separados, y no existiendo diferenciación externa que permita distinguir entre los ejemplares macho y las hembras. Pueden reproducirse por vía asexual y/o sexual. La reproducción asexual consiste en la fisión de un individuo en dos partes, regenerando cada parte la faltante, y generando como resultado dos ejemplares completamente idénticos al inicial. La reproducción sexual puede ocurrir durante dos épocas del año, durante Noviembre y durante el mes de Enero. Durante estas épocas, los ejemplares se yerguen sobre si mismos, para con ello liberar sus gametos y maximizar la dispersión de las larvas formadas cuando se produce la fecundación de los gametos y que estas sean transportadas por las corrientes. Las larvas forman parte del zooplancton y tras varias mudas descienden al fondo marino como ejemplares juveniles.


Fotos: