Ophioderma longicaudum

Ophioderma longicaudum o también conocido como ofiura lisa, es un ofiura de la familia Ophiodermatidae dentro del orden de los Ophiodermatidae. Habita en las aguas costeras de hasta 70 metros de profundidad, generalmente en grietas o bajo rocas, aunque ocasionalmente también es posible observarlas en praderas de Posidonia oceanica. El habitad en el que encontraremos a esta especie está fuertemente marcado por el gran fototropismo negativo que tienen. Por lo tanto rehuyen de la luz, y buscan lugares sombríos por no decir completamente oscuros. Esta especie está presente en el mar Mediterráneo (zona occidental y mar Adriático) así como en el océano Atlántico este.

El cuerpo de Ophioderma longicaudum puede alcanzar hasta los 22 cm de diámetro y está formado por un disco central con forma de pentágono del cual en cada uno de los vértices salen los largos y delgados brazos. El nombre de su genero (Ophioderama) significa literalmente piel de serpiente, y es que el aspecto de su piel hace recordar a estas. El color del cuerpo de Ophioderma longicaudum es por su parte dorsal entre marrón y rojizo, y la ventral amarillo-grisáceo. A lo largo de los brazos del ejemplar, presenta bandas alternas claras y y mas oscuras.

Se considera a Ophioderma longicaudum como una especie carroñera ya que entre sus alimentos encontramos materia en descomposición. Sin embargo, ocasionalmente también se alimenta de erizos, moluscos y crustáceos. Se trata de una especie muy voraz y activa mayoritariamente durante la noche, que se desplaza de manera sorprendentemente rápida por el fondo marino en dirección a sus presas, que puede detectar a distancias considerablemente grandes si tenemos en cuenta su tamaño.

La reproducción de la ofiura Ophioderma longicaudum es sexual y ocurre durante los meses de Mayo a Junio. En este periodo, los machos y hembras liberan al agua los espermatozoides y óvulos, para formar tras la fecundación de los mismos una larva que pasará varias semanas formando parte del plancton. Trascurridas estas semanas, la larva se deposita en el fondo marino para sufrir un proceso de metamorfosis, dando lugar a un ejemplar juvenil.


Fotos: