Marionia blainvillea

De las 33 especies que conforman el genero Mariona, en nudibranquio Marionia blainvillea es una de ellas. Esta especie pertenece al filo Mollusca, clase Gastropoda, order Nudibranchia y familia Tritoniidae. Encontraremos a los ejemplares de esta especie principalmente en las aguas del mar Mediterráneo, aunque también es posible observarlo en las aguas del octano Atlántico oriental.

Frecuentemente observaremos a los ejemplares juveniles de esta especie que encontraremos entre las algas, corales y especialmente gorgonias, mientras que los ejemplares adultos suelen esconderse tras rocas siendo menos frecuentes de observar. El cuerpo de Marionia blainvillea es alargado y con forma rectangular, disponiendo a lo largo de su longitud de entre 10 o 12 apéndices ramificados a ambos lados. En la zona cefálica, tiene una estructura formada por dos lóbulos también ramificados en 6-7 prolongaciones. Por encima de estos lóbulos cefálicos, y en la parte dorsal del cuerpo encontramos dos rinóforos arborescentes situados a lo alto de una vaina. En cuanto a la coloración de esta especie, es muy variable a lo largo del desarrollo de los ejemplares. Los juveniles son de color semitransparente blanquecino, con una linea blanca bordeando la parte dorsal del cuerpo. A medida que estos ejemplares van creciendo, cambian su coloración corporal para adoptar colores anaranjados, rojizos y diversas manchas blancas.

La alimentación de Marionia blainvillea está basada en corales y gorgonias principalmente. Es frecuente observar a los ejemplares juveniles de esta especie sobre especies como Eunicella cavolini, Eunicella singularis, Leptogorgia sarmentosa y Paramuricea clavata entre otras.

En cuanto a la reproducción, como la inmensa mayoría de nudibranquios, Marionia blainvillea es una especie hermafrodita y por lo tanto con presencia de órganos masculinos y femeninos en un mismo ejemplar. Pese a esto, no se da la autofecundación sino que se requiere de la fecundación cruzada entre dos ejemplares. Tras la fecundación los ejemplares realizan la puesta en forma de un cordón mas o menos cilíndrico y semitransparente que es enrollado formando una espiral, y en cuyo interior observaremos diminutos huevos anaranjados, pudiendo una puesta contener entre 70.000 y 80.000 huevos.


Fotos: