Thuridilla hopei

Thuridilla hopei es una especie endémica del mar Mediterráneo, que pertenece a la clase Gasteropoda, orden Sacoglossa y familia Plakobranchidae. Habita desde las aguas superficiales hasta profundidades de 35 metros, donde le encontraremos desplazándose por sustratos duros, bien iluminados y con presencia de algas del genero Cystoseira.

Su cuerpo es alargado (hasta 2 cm de longitud) y mas o menos cilíndrico, del que sobresalen un apéndice o parapodio a cada lado. Este parapodio suele estar replegado cuando el animal se está desplazando por el fondo marino. El color general es entre marrón oscuro y azulado, con una banda en el margen del parapodio de color naranja brillante. En la parte externa de los parapodios así como en la cabeza, tiene franjas y manchas de colores blanco, amarillo o azul claro, mientras que la superficie interna del parapodio es de color azul iridiscente. En la región cefálica presenta 2 órganos sensoriales llamados rinóforos, los cuales son alargado y pueden estar enrollados sobre si mismos. La parte mas dorsal de los rinóforos tiene un color blanco que forma una 'Y' en la base de los mismos. En la base de los rinóforos encontremos dos manchas negras, que se trata de manchas oculares con las que son capaces de detectar los niveles de luminosidad. Siguiendo en la región cefálica, también encontramos un labio de color naranja junto a su boca. Bajo los parapodios encontramos el pie del animal, que es estrecho y con sus bordes redondeados. Existe cierto grado de variabilidad en cuanto a la coloración entre los diferentes ejemplares de esta especie. Hay estudios que indican que la coloración de los ejemplares va en función de la profundidad a la que viven, siendo colores mas azulados y carentes de manchas blancas en ejemplares que viven a mayores profundidades, mientras que en aguas superficiales presentan puntos y rayas discontinuas.

La alimentación de Thuridilla hopei consiste exclusivamente en algas del genero Caulerpa, Cladophora y Derbesia, de las cuales no solo obtiene los nutrientes, sino que es capaz de incorporar a sus tejidos los cloroplastos de estas algas de forma totalmente funcional.

Thuridilla hopei es una especie hermafrodita con reproducción cruzada. Dos ejemplares se reproducen mediante un contacto cabeza con cabeza por sus lados derechos entre dos individuos, mediante el cual los tractos reproductivos de ambos ejemplares se contactan produciéndose un intercambio de esperma. La posterior puesta de huevos se fijará a la base de las algas de las que se alimenta, formando una espiral plana en cuyo interior están presentes los huevos de color rojo. Estos huevos, a medida que los embriones se van desarrollando, van perdiendo su coloración. Trascurridos 20 días desde la puesta, las larvas eclosionan.

Diversos extractos realizados a partir de ejemplares de esta especie, han demostrado poseer actividades antimicrobianas, anti-inflamatorias y antiarritmicas.


Fotos: