Saltar al contenido

Pseudoceros maximus

Pseudoceros maximus es una especie perteneciente dentro del filo Platyhelmintes al orden Poycladida y a la familia Pseudocerotidae. Se trata de una especie presente en las aguas del océano Atlántico oriental y en todo el mar Mediterráneo, donde frecuente los sustratos rocosos y muy habitualmente la encontraremos encima de esponjas y/o briozoos. Podemos encontrar ejemplares de esta especie hasta los 60 metros de profundidad, si bien hasta los 15 metros es la profundidad a la que hay una mayor abundancia de ejemplares.

El cuerpo de Pseudoceros maximus es de unos 4-5 cm de longitud, si bien hay registros de ejemplares de hasta 8 cm. Su cuerpo está muy aplanado dorsoventralmente, es de forma ovalada y presenta en los bordes pequeñas ondulaciones. En la parte anterior del cuerpo encontramos dos tentáculos formados por dos pliegues del borde del cuerpo. Estos tentáculos cuentan con potentes quimioreceptores que permiten al ejemplar detectar a sus presas a distancias considerables dado su tamaño. Si bien en la base de estos tentáculos encontramos ocelos que permiten detectar la luz, encontraremos también ocelos en el margen de todo su cuerpo. En la lisa superficie dorsal, encontramos longitudinalmente en el medio un abultamiento del cuerpo que adopta un color mucho mas oscuro que el resto del cuerpo que es de color marrón. Presenta en el dorso múltiples manchas blancas que están dispersas irregularmente, y el borde de su cuerpo a menudo es mas claro. La superficie ventral del ejemplar suele ser mucho mas clara, generalmente blanquecina, aunque raramente la podremos observar.

En cuanto a la alimentación de Pseudoceros maximus, en su dieta encontramos esponjas, briozoos, tunicados y pequeños crustáceos. Para alimentarse, proyectan su faringe al exterior, y succionan con ella el alimento para digerirlo. Tras la digestión, aquellos restos no digeribles serán expulsados por la misma apertura bucal, ya que estas especies carecen de apertura anal.

Destacar la extraordinaria capacidad de regeneración, es decir, de partirse por la mitad y originar dos individuos exactamente iguales que el original. Siempre teniendo en cuenta que si sufren una escisión en alguno de los dos extremos, la porción más grande será capaz recuperar la parte perdida, pero la porción pequeña no tendrá suficiente poder de regeneración como para originar un nuevo individuo.

Pseudoceros maximus es una especie hermafroditas con fecundación cruzada. Cada individuo fecunda los huevos con el esperma transferido y almacenado del otro ejemplar.


Fotos: