Lisas

Las Lisas (orden Mugiliformes), son peces de tamaño medio a largo , de cuerpo alargado (hasta 90 cm de longitud total maxima) y de sección cilíndrica. Su cabeza frecuentemente es ancha, aplanada dorsalmente, terminal o ligeramente inferior y entre pequeña y moderada en tamaño. Poseen dos aletas dorsales cortas pero muy bien separadas entre ellas. La primera con 4 espinas delgadas, mientras que la segunda cuenta con 9-10 radios blandos. La aleta anal es corta y posee 2-3 espinas y 7-12 radios blandos. La aleta caudal es de forma emarginada o ahorquillada. Las aletas pectorales se insertan en el cuerpo a una altura relativamente alta del cuerpo. Las aletas pélvicas están formadas por una espina y 5 radios blandos, y se sitúan entre la aleta pectoral y la primera aleta dorsal.

Como características adicionales de las Lisas, numerosas especies carecen por completo de la línea lateral. Así mismo, poseen mecanismos que les permiten filtrar el agua mediante estructuras especializadas que les permiten capturar microalgas, detritus, pequeños invertebrados, microorganismos y en general partículas orgánicas de las que se alimentan. Las Lisas son peces capaces de vivir en aguas que poseen un amplio rango de concentración de sales, pudiéndolas encontrar en aguas costeras marinas, lagos de aguas salobres, estuarios e incluso pueden adentrarse en aguas dulces. Por lo general las encontraremos en aguas no más profundas de 20 metros.

Un comportamiento común que se observa en las Lisas es la tendencia a saltar fuera del agua. Estos saltos pueden formar parte de la estrategia de los ejemplares para escapar de los depredadores, aunque también hay cierta discusión de que la finalidad de estos saltos sea poder obtener aire para realizar el intercambio gaseoso gracias a un órgano accesorio situado encima de la faringe.

Hay descritas 75 especies dentro del orden Mugiliformes, las cuales se organizan dentro de una familia (Mugildae) en la que hay 20 géneros distintos.


Especies: