Reptiles

Los reptiles (Reptilia) son una clase que pertenece al subfilo de los Vertebrados, en el que podemos encontrar aproximadamente 7.000 especies diferentes. Su nombre describe en latín (repto) la forma en la que muchas de las especies de reptiles se desplazan, ya sea deslizándose o arrastrándose. Si bien es cierto que los reptiles como clase han tenido un gran éxito tanto en ambientes terrestres como en acuáticos, cubriremos en esta sección principalmente especies de reptiles acuáticos, aunque las características de esta clase de especies son compartidas entre especies de ambos habitads. Entre los reptiles acuáticos encontramos especies tales como las tortugas, serpientes, lagartos y cocodrilos.

La característica piel de los reptiles está cubierta por unas escamas epidérmicas formadas por queratina y que pueden estar complementadas opcionalmente con placas intradérmicas de naturaleza ósea. Su cuerpo generalmente suele ser robusto y cuenta con fuertes extremidades. En la cabeza encontramos un cerebro moderadamente bien desarrollado. Su boca suele contar con dientes mas o menos desarrollados, los cuales pueden remplazar diversas veces (polifiodontos), aunque hay especies como las tortugas, que carecen por completo de dientes.

Otra de las características de los reptiles es su capacidad de control de la temperatura corporal. Pese a que no son especies capaces de controlar la temperatura corporal por medios propios, si que la consiguen controlar con el ambiente. Para calentarse se tienden bajo el sol, captando así el calor. Por el contrario, cuando necesitan enfriarse, se sitúan en zonas sombrías o incluso se sumergen en el agua o bajo tierra.

Generalmente las especies de reptiles poseen sexos separados. Generalmente, la fecundación ocurre internamente y tras ella la hembra hace puesta de los huevos fecundados en nidos para su incubación. Se ha documentado que diversas especies de reptiles tienen la capacidad de determinar el sexo de su descendencia en función de la temperatura a la que los huevos de la puesta son incubados. Si bien este tipo de reproducción que hemos descrito es la mayoritaria, hay descritas algunas especies de lagartos con capacidad de reproducción asexual mediante partenogénesis.


Especies: