Caulerpa racemosa

La Caulerpa racemosa es una especie de alga perteneciente a las Chlorophytas, cuya distribución comprende el Mediterráneo oriental, Indo-Pacífico y el Caribe. En el mediterráneo, es una especie invasora, que llegó durante los años 50s procedente del mar rojo, muy probablemente a través del canal de Suez, ya que su presencia inicial era principalmente en puertos con intenso tráfico marítimo. La encontraremos sobre fondos arenosos y fangosos, aunque en ocasiones también es posible observarla en fondos rocosos. Existen diversa variedades dentro de la misma especie.

Fuente: FAO

Caulerpa racemosa posee unas ramas (cauloide) erectas (generalmente de 10-15 cm de altura) que emergen de un estolón horizontal cada pocos centímetros, el cual se aferra al sustrato con rizomas descendentes que aparecen cada cierto intervalo del estolón. De las ramas surgen un gran numero de ramificaciones (filoides) con forma de racimos, en los que sus terminaciones son estructuras ovaladas o esféricas. El color de la ejemplar va del verde al verde amarillento y verde azulado.

Desde un punto de vista medioambiental Mediterráneo, se considera a Caulerpa racemosa una especie muy agresiva, ya que crece con extremada rapidez, formando tupidos tapices de estructuras esféricas con sus cauloides y filoides que ocasionan un déficit de oxígeno, acabando con la casi totalidad de la flora y fauna béntica de sus inmediaciones.

Se han identificado y aislado a parir de extractos de Caulerpa racemosa, numerosos compuestos de interés científico. Por poner algunos ejemplos, se ha identificado un compuesto capaz de acabar con las larvas del mosquito Culex tritaeniorhynchus, principal vector de transmisión de la encefalitis japonesa. Otros compuestos como la caulerchlorina y caulerprenylol poseen actividad antifúngica selectiva contra ciertas especies de hongos. Las racemosinas son otro de los compuestos aislados a partir de Caulerpa racemosa, de los cuales destaca su capacidad por atenuar el daño inducido por la presencia de la proteína β-amieloide en cultivos celulares. Finalmente, la caulerpina (con un efecto anestésico), la caulerpicina (con actividad antifúngica y capaz de disminuir la presión sanguínea) y la fracción de polisacáridos (actividad antiviral contra el virus del herpes simple) son otros de los compuestos identificados a parir de extractos de esta especie.


Fotos: