Spondylus varius

Spondylus varius es una especie de molusco bivalvo perteneciente al orden Pectinida y dentro de este, a la familia Spondylidae. Habita las aguas del océano Indo-Pacífico, donde le encontraremos sobre sustratos de coral, en áreas de aguas intermareal. Esta almeja se embeben en el fondo coralino en lugar de utilizar el biso para aferrarse. Viven a profundidades de como máximo 20 metros.

Las dos valvas Spondylus varius se unen entre ellas mediante un sistema formado por una protuberancia en forma de bola, que pivota sobre una oquedad en la valva opuesta. Esta especie forma parte de las llamadas almejas espinosas, y esto se debe a que sus conchas cuentan con prolongaciones que se asemejan a las espinas. Su tamaño puede alcanzar los 20 cm de diámetro. Poseen un manto extremadamente llamativo por su coloración. Posee colores brillantes como el amarillo, azul, violeta, negro y blanco, con los que se dibujan patrones con franjas, puntos y manchas, que sin duda no nos pasarán desapercibidos. El borde del manto suele estar fruncido, y cuenta con numerosos centros fotosensibles o ojos a lo largo del borde del manto, que le permiten detectar luces y sombras y con ello determinar si algún predador se les acerca, ante lo cual cerrará rápidamente sus valvas para permanecer a salvo. En la intersección entre el manto y la concha suele discurrir una linea de color as oscuro a lo largo de toda la apertura de sus conchas.

Como es habitual en los bivalvos, la alimentación de Spondylus varius se realiza por medio de la filtración del agua que les rodea. Capturan de esta forma el plancton y partículas orgánicas que están presentes en el agua.

En cuanto a la reproducción, esta especie es hermafrodita protándrico, es decir que los individuos nacen todos como machos, y con el trascurrir de su existencia se van transformando en hembras. Tanto machos, como hembras sueltan sus gametos a las corrientes, para que se produzca la fecundación y se forme la larva. Esta pasará durante unos días a formar parte del plancton, para posteriormente descender y aferrarse al fondo marino.

Se han descrito que diversos extractos realizados a partir de ejemplares de esta especie han demostrado ser eficaces para combatir el daño hepático.


Fotos: