Lophiiformes

Los Lophiiformes son peces que generalmente habitan en grandes profundidades (mayoritariamente 200 metros, aunque hay registros hasta los 1.000 metros) en las plataformas continentales, pese a que también ciertas especies habitan aguas más superficiales.

La cabeza de los Lophiiformes es especialmente espinosa. De forma redondeada comprimida dorsoventralmente y con numerosas espinas afiladas y crestas tanto en la superficie dorsal como lateral de la cabeza. En la base de las aletas pectorales, por el flanco superior, hay una espina de considerables dimensiones. También tienen espinas a ambos lados de la cara justo detrás de la boca, así como dos crestas óseas espinosas en la cara que la recorren hasta atrás de los ojos. El espacio intraorvital es ligeramente cóncavo. Los Lophiiformes poseen una boca muy grande, ancha y ligeramente orientada hacia arriba. La mandíbula superior protráctil y la inferior proyectante. Ambas mandíbulas están dotadas de numerosos dientes largos y afilados. Las aperturas branquiales son grandes. La anchura de la cabeza se va perdiendo a medida que transcurre el cuerpo hacia la porción posterior del pez.

Los Lophiiformes poseen dos aletas dorsales separadas entre ellas. La primera está compuesta por 2-3 espinas individuales y se sitúan en la cabeza. Estas pueden estar unidas o no mediante una membrana a un segundo tramo de aleta dorsal situado al nivel de las aletas pectorales. La primera espina de la aleta dorsal de la cabeza se ha transformado en ciertas especies en una caña (illicium) acabada en la parte superior con un cebo carnoso (esca) que es utilizado para atraer a sus presas hacia la boca. La segunda aleta dorsal tiene radios blandos. Las aletas pélvicas, en aquellas especies que las tienen, se sitúan en frente de las aletas pectorales, y cuentan con una espina y 4-5 radios blandos. Las aletas pectorales poseen 2-5 radios alargados y estrechos. Finalmente, la aleta anal está formada por 6-11 radios blandos que nacen al nivel de la segunda aleta dorsal.

La línea lateral de los Lophiiformes está presente, aunque por lo general es indistinguible. Su piel es suave y está desprovista de escamas. La longitud máxima registrada de los Lophiiformes es 2 metros, aunque mayoritariamente alcanzan los 25-45 cm de longitud. Se clasifican en 18 familias y 72 géneros, habiendo 358 especies, todas ellas marinas.


Especies: