Amphiprion ocellaris

Dentro de la familia de los pomacéntridos (Pomacentridae) o también conocidos como la familia de las damiselas y peces payaso encontramos agrupadas a 4 subfamilias, englobando un total de 29 géneros diferentes y 387 especies actualmente. Una de ellas es Amphiprion ocellaris, una especie extremadamente popular y conocida, en parte por su colorido y estrecha relación que mantiene con anémonas, pero también gracias a la película de Disney 'Buscando a Nemo'. Esta especie de pez payaso habita en las aguas de los arrecifes y lagunas coralinas, hasta profundidades de 15 metros. La distribución geográfica de el Pez payaso común es amplia, cubriendo tanto el océano Índico como el Pacifico occidental.

El cuerpo de Amphiprion ocellaris es ovalado, robusto y comprimido lateralmente. Puede alcanzar longitudes totales máximas de hasta 11 cm, en especial las hembras que suelen ser de mayores tallas que los ejemplares macho. La aleta dorsal cuenta con 11 espinas seguidas de 13-17 radios blandos, mientras que la aleta anal está formada por 2 espinas y 11-13 radios blandos.

La coloración del cuerpo es de un color entre anaranjado y rojizo-marronoso, aunque existe una variedad cromática de color negro que se circunscribe a una región del norte de Australia. Ambas variantes poseen 3 manchas verticales blancas a lo largo de su cuerpo, cuyos perímetros son de color negro. La primera de ellas discurre justo por detrás de los ojos y es completa, es decir, las franjas de ambos flancos están conectadas tanto por la parte dorsal como por la ventral. La segunda de las franjas blancas discurre mas o menos a la mitad del cuerpo y el borde anterior de la franja se ensancha en la región central del cuerpo en dirección hacia la cabeza. Finalmente la tercera franja circunvala por completo el pedúnculo caudal. Todas las aletas de Amphiprion ocellaris poseen un borde de color negro.

Amphiprion ocellaris establece una asociación de carácter mutualista con ejemplares de anémonas (Hetaractis magnifica, Stichodactyla gigantea y Stichodactyla mertensii), en las que conviven en una misma anémona, una pareja adulta y diversos ejemplares juveniles.

Como la mayoría de los peces payaso, Amphiprion ocellaris es omnívoro, alimentándose a base de zooplancton y pequeños invertebrados bentónicos y ocasionalmente algas.

La reproducción de Amphiprion ocellaris, al igual que ocurre con la mayoría de las otras especies del genero Amphiprion, presenta algunos rasgos que pueden resultar curiosos cuanto menos. Es una especie hermafrodita protándrico, es decir que todos los ejemplares son en una fase inicial machos, y ante la ausencia de la hembra de una colonia, el macho mas dominante sufre un proceso de transformación para pasar a ser la hembra dominante de la colonia. Estas colonias que se forman entre los diferentes ejemplares que conviven en la anémona, son colonias estables, es decir que la pareja que se forma entre el macho y hembras dominantes es monógama. Durante la época de reproducción, el macho realizará un ritual de atracción hacia la hembra, en el que despliega por completo sus aletas. Este comportamiento será entrelazado con movimientos natatorios de arriba a abajo para llamar su atención, así como limpiar una zona rocosa contigua a la anémona. En cada una de las puestas, se ponen algo menos de un millar de huevos, que el macho cuidarán delicadamente renovándoles el agua con delicados movimientos de sus aletas. Trascurridos aproximadamente una semana, estos eclosionaran. La esperanza de vida de la especie es de entre 6 y 10 años.

A menudo se confunden los ejemplares de Amphiprion ocellaris con la cercana especie Amphiprion percula, ya que posee los mismos colores y patrones, y cuya sutil diferencia radica en el grosor de los bordes negros de las franjas blancas, que son mas finos en Amphiprion ocellaris y gruesos en Amphiprion percula. Otros rasgos distintivos entre estas dos especies son la mayor altura de la aleta dorsal de Amphiprion ocellaris, y que la aleta dorsal en Amphiprion ocellaris está formada por las mencionadas 11 espinas, mientras que la aleta dorsal de Amphiprion percula tan solo posee 10 espinas.


Fotos: