Escómbridos

Los Escómbridos (Scombridae) es una familia perteneciente a los Perciformes, entre los que encontraremos especies tan conocidas como pueden ser los atunes, bonitos y caballas. Por lo general, la familia de los Escómbridos son especies marinas (raramente presentes en aguas dulces) distribuidas por todos los mares tropicales y subtropicales. Se trata de especies pelágicas que habitan aguas de menos de 200 metros de profundidad. Algunas especies de menor tamaño habitan aguas costeras, mientras que las especies de mayor tamaño generalmente viven en mar abierto donde pueden hacer migraciones transoceánicas.

De cuerpo fusiforme y alargado, algunos géneros pueden estar moderadamente comprimidos. Poseen un hocico puntiagudo en el cual tienen en posición terminal una boca moderadamente grande. Por lo general su cuerpo está recubierto de escamas de pequeño tamaño. Algunos miembros son capaces de mantener su temperatura corporal dentro de unos límites, independientemente de la temperatura ambiental, lo que les permite una mayor distribución en aguas templadas. Los Escómbridos son unos grandes nadadores, se han registrado velocidades de hasta 75 km/h en especies como el guaju (Acanthocybium solandri) o el atún de aletas amarillas (Thunnus albacares). Siguiendo con sus cifras, y en relación con su longitud, el rango de las diferentes especies va desde aquellas que alcanzan los 20 cm (Rastrelliger faughni) hasta superar los 4 metros en el caso del atún del Atlántico norte (Thunnus thynnus) el cual es capaz de migrar larguísimas distancias, o también el atún de aleta azul del pacifico (Thunnus orientalis) y atún de aleta azul del sur (Thunnus maccoyii).

Dos aletas dorsales bien separadas entre ellas están presentes en la gran mayoría de los Escómbridos. La primera suele ser corta, estar formada por 9-27 radios y se sitúa en un plano posterior a la cabeza del pez. Ambas aletas dorsales son abatibles, pudiendo ser replegadas en surcos presentes en la base de estas, lo que les permite a estos peces mejorar notablemente su hidrodinámica. Entre la segunda aleta dorsal y la aleta caudal, al igual que entre la aleta anal y la aleta caudal, los Escómbridos poseen unas aletas accesorias llamadas ‘pinnas’ cuyo número puede variar entre 5 y 12 en cada una de las regiones. Las aletas pectorales se incrustan en el cuerpo a una altura considerablemente alta. Las aletas pélvicas están formadas por 1 espina seguidas de 5 radios y son de un tamaño entre moderado y pequeño, situándose en un plano posterior a las pectorales. La aleta caudal está muy ahorquillada y es muy rígida.

Los Escómbridos son especies altamente valoradas culinariamente por lo que son de gran importancia para la pesca comercial. En la pesca recreativa los Escómbridos también son especies muy deseadas y buscadas. La familia está formada por 51 especies, las cuales se organizan dentro de 15 diferentes géneros.


Especies: