Peces Halcón

La familia de los Peces Halcón (Cirrhitidae) debe su nombre común al comportamiento que presentan estos peces. Generalmente se suelen posar sobre corales en la parte alta del arrecife, donde tienen una vista de todos sus alrededores, y desde donde observan posibles presas a capturar, en cierta medida recordando a los halcones. Exclusivamente marinos, encontraremos a los Peces Halcón en aguas tropicales de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico. En estos dos últimos océanos es donde existen la mayoría de las especies de los Peces Halcón. Generalmente son peces pequeños (entre 7 y 15 cm de longitud), siendo la mayor talla, la alcanzada por Cirrhitus rivulatus que puede alcanzar hasta los 60 cm de longitud y 4 kg de peso. Sus cuerpos suelen ser muy coloridos y en cierta medida algo alargados y gruesos.

La aleta dorsal de los Peces Halcón es continua y cuenta con 10 espinas y 11-17 radios blandos. Las espinas acaban en filamentos, y esta es la característica de la cual deriva el nombre de Cirrhitidae, ya que la palabra latina cirrus significa flecos. Por otro lado, las aletas pectorales son largas y con 14 radios, de los cuales los primeros 5-7 no están ramificados. La aleta anal cuenta con 5-7 radios. La aleta caudal es generalmente redondeada o truncada.

De hábitos diurnos, los Peces Halcón habitan aguas superficiales de menos de 30 metros de profundidad, donde se alimentan de pequeños peces, crustáceos y en general de invertebrados. Pese a que la mayoría son peces solitarios que pueden formar parejas. Ciertas especies forman pequeños arenes de un macho y hasta 7 hembras. Una característica de los Peces Halcón es que son hermafroditas. Ante la pérdida del macho dominante del grupo, una de las hembras realizará el cambio de sexo y pasará a ser macho. No hay dimorfismo sexual, por lo que identificar al macho y/o a la hembra es una tarea complicada. Hay descritas 33 especies de Peces Halcón en 12 géneros.


Especies: