Uranoscópidos

Los uranoscópidos (Uranoscopidae) son una familia perteneciente al orden de los Perciformes, que se agrupan en ocho géneros (Astroscopus, Genyagnus, Ichthyscopus, Kathetostoma, Pleuroscopus, Selenoscopus, Uranoscopus, Xenocephalus) y en las cuales en total hay descritas 53 especies. Se trata de una familia de peces marinos, aunque ocasionalmente podremos encontrar a alguna de las especies en estuarios, y que están presentes tanto en el océano Atlántico, Índico y Pacífico. Suelen habitar las aguas poco profundas donde los encontraremos sobre el fondo o semienterrados en él, aunque ocasionalmente se han reportado ejemplares de ciertas especies a hasta 600 metros de profundidad.

El cuerpo de los uranoscópidos se caracteriza por la presencia de una gran cabeza de forma cuboide, en la que los ojos se sitúan en la parte suprior, así como una gran boca oblicua que se abre hacia arriba. La aleta dorsal es única y relativamente alargada, siendo frecuente en algunas especies la ausencia de radios espinosos. La aleta anal, cuenta con entre 12 y 18 radios blandos. Poseen dos espinas ponzoñosas que están conectadas en su base a glándulas venenosas. Estas espinas se sitúan justo por encima de las aletas pectorales y detrás de los opérculos. El tamaño máximo que alcanzan lo ostenta la especie Kathetostoma giganteum, que llega a tener una longitud total máxima de hasta 90 cm.

Comúnmente suelen enterrarse en la arena, de donde tan solo dejan asomada la cabeza. De esta manera, y gracias a las coloraciones de su cuerpo, pasan totalmente desapercibidos para sus presas, entre las que encontramos invertebrados y peces. En algunas especies de esta familia, del fondo de sus bocas crece un apéndice carnoso con forma de gusano que utilizan moviéndolo como un señuelo para atraer la atención de sus presas. Cuando una de las presas pasa desapercibida por encima del uranoscópido, este saltará rápidamente hacia arriba para engullirlo en un abrir y cerrar de ojos.

Existen especies dentro de los géneros Astroscopus y Uranoscopus, que son capaces de causar descargas eléctricas.


Especies: