Zebrasoma velifer

Zebrasoma velifer es una especie perteneciente a la familia Acanthuridae. El género Zebrosoma deriva del griego 'zebra' en referencia al patrón de coloración cebreado vertical que presentan las especies de este género. El epíteto especifico velifer deriva de las palabras latinas 'velum' y 'fero', cuyo significado sería portador de velas, en alusión a las grandes aletas dorsal y anal. Encontraremos a Zebrasoma velifer en las aguas tropicales de los océanos Índico y Pacífico, con una distribución geográfica muy amplia, desde las aguas de los mares de Japón hasta Nueva Caledonia en el eje norte-sur, y desde Indonesia hasta la isla de Pascua en sentido oeste-este. El habitad en el que encontraremos a los ejemplares de Zebrasoma velifer es predominantemente coralino con profundidades de hasta 30 metros.

La longitud máxima de Zebrasoma velifer es de unos 40 cm. Su cuerpo está muy comprimido lateralmente, y adopta una forma prácticamente oval. La aleta dorsal posee entre 4 y 5 espinas seguidas de 29-33 radios blandos, mientras que la aleta anal posee 3 radios espinosos y 23-26 radios blandos. Las aletas ventrales son más bien pequeñas y las pectorales cuentan con entre 23 y 26 radios. Finalmente, la aleta caudal es de forma truncada y en su pedúnculo presentan la característica espina muy afilada de los peces cirujano que en esta especie está presente junto a una mancha de color azul. En cuanto a la coloración del cuerpo, tal y como hemos comentado previamente, adopta 6 bandas verticales que son relativamente anchas, siendo la primera de ellas, la situada en el rosto y que le atraviese a la altura del ojo, la que adopta una coloración más oscura de todas ellas y cuenta con numerosas manchas punteadas de color blanco. La segunda de las franjas verticales se sitúa a la altura de las aletas pectorales, y cuenta por su franco anterior de motas de color amarillo-anaranjado, mientras que la parte posterior de esta segunda franja presenta unas líneas verticales de color también amarillo-anaranjado. Las otras 4 franjas verticales, discurren por su cuerpo hasta justo antes del pedúnculo caudal, y todas presentan franjas acebradas verticales de color amarillo-anaranjado sobre un fondo grisáceo-azulado. Tras el pedúnculo caudal, el cuerpo adopta primeramente un color blanquecino, para posteriormente a medida que discurre la aleta caudal, adoptar un color amarillo-anaranjado, acabando esta aleta con un margen de color azulado.

Zebrasoma velifer es una especie solitaria que podemos observar en ocasiones en parejas, y que se alimenta de algas que va rascando de los corales y piedras de los arrecifes. Generalmente las aletas dorsal y anal las tiene retraídas, y en caso de sentirse amenazado las despliega para conseguir con ello parecer mucho más grande de lo que es e intimidar de esta forma al posible agresor.


Fotos: