Oxymonacanthus longirostris

Esta especie, Oxymonacanthus longirostris pertenece al orden de los Tetraodontiformes, dentro de los cuales se sitúan en la familia de los peces lija (Monacanthidae). El nombre del genero al que pertenece esta especie (Oxymonacanthus) deriva de tres palabras griegas, por una parte 'oxys' que significa puntiagudo, por otra parte 'monos' que significa único, y finalmente 'akantha' que significa espina. Es decir, su nombre refiere a la gran espina eréctil defensiva que poseen en el dorso.

Habitan las tranquilas aguas de los arrecifes internos de los mares tropicales con profundidades comprendidas entre los 4 y los 30 metros. Su distribución es amplia a lo largo del océano Indo-Pacífico, encontrándolo desde las costas de África Oriental hasta Mozambique, Samoa y las Islas Ryukyu, el sur de la Gran Barrera de Coral, Nueva Caledonia y Tonga.

El llamativo cuerpo de Oxymonacanthus longirostris no pasa desapercibido. Su libra de colores contrastados cuenta con un fondo azul turquesa sobre el que destacan manchas amarillas/naranjas que conforman 8 lineas longitudinales, así como una mancha de color negro en el centro de la aleta caudal. Puede alcanzar una longitud de aproximadamente 12 cm. Poseen una boca alargada y terminal que es de pequeño tamaño, no protráctil y que cuenta con robustos dientes de pequeño tamaño (los centrales son los de mayor tamaño). Sus llamativos ojos de color naranja presentan una alternancia entre el propio naranja y seis bandas radiales blanquecinas. El cuerpo está fuertemente comprimido lateralmente, adoptando una forma algo ovalada o incluso romboidal. Poseen dos aletas dorsales, una primera formada por 2 espinas y que generalmente mantienen replegada en posición horizontal, aunque son capaces de bloquear en posición erguida mediante el bloqueo realizado por la segunda espina (esta segunda espina es muy pequeña y pasa desapercibida). Esto les permite a los Oxymonacanthus longirostris aferrarse muy firmemente en cobijos ante el intento de sus depredadores de sacarlos de las oquedades para depredarlos. La segunda aleta dorsal cuenta con entre 31 y 35 radios simples y blandos, y se encuentra separada considerablemente de la primera aleta dorsal. La aleta anal cuenta con entre 29 y 32 radios blandos. La aleta caudal está formada por 12 radios que se ramifican a lo largo de su longitud adoptando una forma truncada. Las aletas pectorales cuentan con entre 12 y 13 radios. Las aletas ventrales están evolutivamente atrofiadas, y son de reducido tamaño, habiéndose fusionado entre ellas para formar una espina de color anaranjado que está bordeada por una mancha de color negro con puntos blancos.

Si bien es cierto que en la etapa juvenil de Oxymonacanthus longirostris los podremos encontrar formando pequeños grupos de individuos, los ejemplares adultos no suelen ser muy sociables, y los encontraremos generalmente formando una pareja.

La alimentación de Oxymonacanthus longirostris esta condicionada por la morfología de su boca. Se alimenta en exclusividad de pólipos de corales del genero Acropora. Un dato curioso, y único entre las especies de vertebrados, es que captan de las Acroporas el olor de estás, y son capaces de usar dicho olor para ocultarse de sus depredadores (principalmente meros).


Fotos: