Ascidias

Las ascidias (Ascidiacea) son una clase pertenecientes dentro del subfilo de los Tunicados, que cuentan con unas 2.300 especies, todas ellas de hábitats marinos y caracterizadas por ser especies fijadas a sustratos rocosos o duros, es decir sésiles. Se distribuyen por todos los mares y océanos del mundo, generalmente en aguas costeras.

El cuerpo de las ascidias se caracteriza por estar recubierto de una capa protectora externa de tunecina. Uno de los extremos del cuerpo se encuentra fijado fondo rocoso. En el extremo opuesto, poseen dos sifones, uno que actúa como boca y por el cual entra agua, y un segundo sifón situado mas lateralmente y llamado atrial por el cual el agua ingerida es expulsada. Mediante este circuito del agua, y por medio de una faringe ciliada que cuenta con numerosas rendijas branquiales formando un elaborado cestillo filtrador, es como las ascidias son capaces de captura las partículas en suspensión del agua. Debido a su forma de alimentación, filtrando cantidades importantes de agua, tienen la capacidad de acumular sustancias contaminantes, bacterias, virus o toxinas, si estas están presentes en el agua. Esto les convierte a las ascidias en excelentes bioindicadores de las calidades de las aguas en las que viven.

Existen tanto especies solitarias como coloniales. Las especies solitarias suele ser generalmente de formas esféricas o cilíndricas. Las especies coloniales, todos los individuos que forman la colonia, llamados zooides, suelen estar agrupados bajo una cubierta común, pudiendo o no estar los zooides interconectados mediante estolones basales. Los tamaños de las ascidias suelen estar comprendidos entre los 5 mm y los 10 cm

Mayoritariamente hermafroditas, encontramos especies tanto con reproducción sexual (predominante en especies solitarias) como asexual (predominante en especies coloniales). La reproducción sexual, consiste como en multitud de especies sésiles, en la liberación de gametos a la columna de agua, produciéndose la fertilización de forma externa.


Especies: