Beryciformes

Los Beryciformes son un orden de peces muy primitivos (hay registros fósiles de especie que vivieron durante el cretácico superior) y generalmente poco conocidos que habitan los mares tropicales y las grandes profundidades. Dentro de este orden encontramos especies como los alfonsinos, candiles y ojos de linterna entre otros.

Como rasgo característico de los Beryciformes cabe destacar unas espinas de considerable robustez en sus aletas. La aleta caudal de estas especies cuentan con entre 18 y 19 radios. También se caracterizan por unas depresiones cercanas al opérculo, que en ciertas especies pueden presentar crecimientos bacterianos quimioluminiscentes. El cuerpo está lateralmente comprimido, y posee generalmente unos ojos de grandes dimensiones que les permite ver en condiciones de baja luminosidad tales como cuevas, de noche o a grandes profundidades, así como también una boca relativamente grande.

En cuanto al tamaño de las especies que conforman este orden, encontramos desde especies que apenas alcanzan los 8 cm de longitud total, hasta especies que pueden llegar a alcanzar tallas de hasta 60 cm de longitud.

La dieta de estas especies suele ser de tipo carnívoro, alimentándose tanto de pequeños peces como de invertebrados, en especial crustáceos.

Los Beryciformes son especies mayoritariamente nocturnas, pudiendo encontrar algunas especies a 2.000 metros de profundidad, mientras que otras se acercan a la superficie durante la noche. Durante las horas diurnas, y en aquellas especies situadas en aguas más superficiales, podremos encontrar a los Beryciformes cobijándose en cuevas o grietas en las rocas.

En la actualidad se conocen un total de 104 especies de Beryciformes, repartidas en 2 subórdenes (Stephanoberycoidei, Berycoidei), 8 familias, 24 géneros.


Especies: