Scorpaena maderensis

Dentro del orden de los Scorpaeniformes y la familia Scorpaenidae, encontramos a Scorpaena maderensis. Se trata de una especie que vive en ambientes rocosos y cercanos a la costa del mar Mediterráneo y en el océano Atlántico oriental donde está presente en las islas Madeira, Azores, Canarias y Cabo Verde. Soldremos encontrar a los ejemplares de esta especie a profundidades comprendidas entre la superficie y los 40 metros de profuniddad.

El cuerpo de Scorpaena maderensis puede alcanzar los 15 cm de longitud total máxima. El cuerpo es robusto y grueso en la parte anterior, y comprimido lateralmente a medida que nos desplazamos a la zona posterior del cuerpo. La cabeza es fuerte y robusta y en ella encontramos diversas espinas. Uno de los rasgos distintivos de esta especie es la ausencia de foseta occipital tras los ojos, por lo que el perfil cefálico tan solo es interrumpido por algunas espinas en la cabeza. Los apéndices cutáneos en esta especie están muy poco desarrollados y puede presentarlos por todo el cuerpo, inclusive por debajo de la mandíbula inferior. La aleta dorsal de Scorpaena maderensis es única, pero en ella se distinguen fácilmente dos regiones. Una primera formada por 12 espinas, seguida de la segunda región formada por 9-10 radios blandos. La aleta anal tiene 3 espinas y 5-6 radios blandos, mientras que las aletas pectorales son anchas y cuentan con los radios superiores ramificados y el resto simples; las aletas ventrales se sitúan en una posición relativamente trasera, y la caudal adopta una forma redondeada.

En cuanto a la coloración de Scorpaena maderensis, el color base son diferentes tonos de marrón y rojizo, con pequeñas motas de color blanco por todo su cuerpo pero en especial alrededor de la axila de la aleta pectoral. La aleta pectoral tiene manchas oscuras alargadas, mientras que la aleta dorsal cuenta con manchas marronosas, y en la aleta caudal presenta un par de manchas verticales de color oscuro.

Scorpaena maderensis es una especie de hábitos nocturnos, que captura a sus presas pasando desapercibida e inmobil sobre el sustrato, para rápidamente cuando la presa está a su alcance, abalanzarse sobre ella con un movimiento succionador de la boca que es extremadamente rápido y preciso. Entre las presas de las cuales se alimenta encontramos diversas especies de crustáceos y otros invertebrados, así como de pequeños peces.

Es frecuente la confusión de Scorpaena maderensis con otras especies del mismo genero. Los rasgos característicos que nos permitirán diferenciar entre estas especies son...

  • Scorpaena maderensis. Presencia de ramificaciones cutáneas bajo la mandíbula inferior. Sin foseta occipital y con los radios superiores de la aleta pectoral ramificados y el resto simples.
  • Scorpaena notata. Sin ramificaciones cutáneas bajo la mandíbula inferior. Ausencia de ramificaciones en la parte superior del ojo, o si presente, está es muy corta.
  • Scorpaena porcus. Sin ramificaciones cutáneas bajo la mandíbula inferior. Grandes ramificaciones en la parte superior del ojo, que suponen una longitud equivalente al diámetro del ojo.
  • Scorpaena scrofa. Presencia de ramificaciones cutáneas bajo la mandíbula inferior. Con foseta occipital y con los radios de la aleta pectoral sin ramificar.


Fotos: