Escorpeniformes

Los Escorpeniformes (orden Scorpaeniformes) son un grupo diverso de peces que tienen tanto el cuerpo como la cabeza de apariencia espinosa o recubiertos por placas óseas. El nombre deriva del griego 'skopaina', término utilizado para hacer referencia al diminutivo de escorpión en alusión a la presencia de numerosas espinas de estas especies.

Las aletas pectorales de los Escorpeniformes son normalmente redondeadas, de gran tamaño y con membrana, a menudo incisionadas, entre los radios. En la mayoría de las especies, la aleta caudal es de forma redondeada, aunque hay especies con aleta caudal truncada y raramente ahorquillada. Es frecuente que algunas de las espinas de sus aletas estén conectadas a glándulas venenosas.

Predominantemente carnívoros, se alimentan mayoritariamente de crustáceos y peces que capturan pasando desapercibidos gracias a su coloración y textura (muchas especies poseen elaborados cirros, filamentos y apendices) que les permite camuflarse y esperar a que alguna presa pase delante de ellos desapercibida.

La inmensa mayoría de Escorpeniformes habitan los fondos marinos de aguas poco profundas, aunque también se dan algunas especies capaces de vivir a hasta unos 2.000 metros de profundidad. Los miembros de este grupo de peces están ampliamente distribuidos en ambientes tropicales y templados. La mayoría de las especies son marinas, aunque existen ciertas especies dulceaquicolas.

El tamaño medio entre las especies es de 30 cm de longitud, habiendo tamaños muy variados, desde los escasos 2 cm de los aploactínidos (Aploactinidae), a sobrepasar los 150 cm como es el caso de Ophiodon elongatus.

Los Escorpeniformes son uno de los 5 ordenes de peces con mayor número de especies. Hay descritas un total de 2.092 especies, agrupadas dentro de 41 familias y 398 géneros.


Especies: