Zanclidae

La familia Zanclidae es un tanto peculiar, ya que tan solo existe una única especie actualmente dentro de esta familia, es el Ídolo Moro o científicamente conocido como Zanclus cornutus. Se trata de una especie marina, que habita las aguas tropicales y subtropicales en arrecifes coralinos del Indo-Pacífico tropical, y que tiene un cuerpo en forma de disco, muy comprimido lateralmente. Su mandíbula es de forma tubular con una pequeña boca en el extremo que les permite buscar alimentos en grietas y oquedades del arrecife. Una de sus características principales es que las espinas de la aleta dorsal se han alargado para formar un filamento similar a un látigo. En la parte posterior de los ojos, presenta unas protuberancias corneas. Su coloración es blanca de base con tres franjas verticales negras y una mancha amarilla horizontal en el nacimiento del hocico y otra mancha amarilla que recubre la mayor parte del cuerpo. El tamaño máximo que llegan a alcanzar, son los 23 cm. Puede asemejarse a una especie de pez mariposa, el Heniochus acuminatus, pero al poco que nos detengamos a observarlos, las diferencias son evidentes.

El Ídolo Moro se alimenta principalmente de Esponjas, aunque también come pequeños invertebrados sésiles como pueden ser las Ascidias o algunos Briozoos. Generalmente se encuentran formando pequeños grupos de entre 2 o 3 individuos, y los podremos encontrar en un rango de profundidades de entre 3 y 182 metros.

La especie extinta Eozanclus brevirostris es la especie mas cercana a Zanclus cornutus. Vivió hace entre unos 49 y 69 millones de años, en la que actualmente es la región de Monte Bolca en el norte de Italia donde se han encontrado algunos fósiles de ejemplares relativamente bien conservados. Estos fósiles han permitido identificar la mayor diferencia con Zanclus cornutus, y es que Eozanclus brevirostris poseía un hocico mucho mas corto.


Especies: