Gasterópodos

Los gasterópodos (Gasteropoda), son la clase con mayor abundancia de especies dentro del filo de los Moluscos. Etimológicamente, su nombre deriva de los términos griegos gaster (=estomago) y pus (=pie). Hay descritas mas de 70.000 especies vivas de gasterópodos y otras 15.000 especies más presentes en los registros fósiles. Como conjunto de animales, existe una gran diversidad externa, pudiendo encontrar especies como los caracoles, las lapas, las babosas, liebres de mar y las mariposas de mar.

Una de las características de los gasterópodos es que poseen pesados caparazones de una única pieza (univalvos) que suponen su principal mecanismo de defensa. Estos caparazones pueden adoptar formas espirales o no. Los caparazones van creciendo concéntricamente, incrementando su tamaño con cada nuevo anillo de crecimiento. Las especies con caparazones espirales, el crecimiento de los caparazones se realiza sobre un eje central, pudiendo realizarse en el sentido de las agujas del reloj (dextrógiro) el cual es la forma mayoritaria, o en el opuesto (levógiro). El sentido del crecimiento espiral está determinado genéticamente en cada una de las especies, y generalmente suele ser único por especie. Esta pesada concha, limita la capacidad de movimientos, siendo por lo general movimientos lentos o incluso especies totalmente sésiles.

Muchos gasterópodos poseen una estructura llamada opérculo. Consiste en una placa rígida que pueden mover para cubrir la apertura de la concha y dejar la totalidad del cuerpo del animal en el interior de la concha protegido de depredadores. En cuanto a tamaños, nuevamente nos encontramos con una amplísima variedad, desde especies microscópicas hasta caracoles de hasta 60 cm de longitud (Pleuroploca gigantea) o incluso especies que superan 1 metro de longitud (genero Aplysia). Si bien, el tamaño más habitual ronda entre 1 cm y los 8 cm de longitud.

Los gasterópodos habitan tanto aguas marinas, dulces e incluso salobres, así como hábitats terrestres. Los podemos encontrar desde en aguas poco profundas hasta a grandes profundidades, pasando por ambientes terrestres hasta grandes altitudes e incluso en regiones polares. A excepción del habitad aéreo, los gasterópodos como grupo han tenido tal éxito que han colonizado todos los otros posibles hábitats.

Los hábitos alimenticios de los gasterópodos son muy variados, desde especies herbívoras (mayoritaria) a especies planctónicas, carroñeras, carnívoras. Poseen una estructura en la boca, llamada rádula, que les permite rascar las superficies y triturar sus alimentos.


Especies: